El cielo tiene reservado un espacio para los héroes. A buen seguro que Arturo Fontán Bouzas (Pontevedra, 1981), el hombre que murió el pasado martes por intentar salvar la vida a una mujer en la playa de Tebeto, término municipal de La Oliva, tendrá un lugar destacado.

La tragedia ha vuelto a golpear a esta familia natural de la localidad gallega de Montalvo, en el municipio de Sanxenxo. A principios de año perdieron a la matriarca Otilia, hace unos tres años, al hermano pequeño, Luis, y por si fuera poco, la muerte también les arrebató a un cuñado de Arturo, hermano de su esposa. Un golpe que devastó a la familia. Aún sin haberse recuperado de aquellos trágicos momentos, un nuevo episodio mortal los vuelve a marcar. Mientras la mujer a la que trató de ayudar salvó su vida, Arturo deja viuda, un hijo menor de edad y un proyecto empresarial que se había consolidado con su socio Tito.

Pueden ver el articulo completo en La Provincia, realizado por el compañero Antonio Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *