La cultura sí es segura

Valga desde estas humildes líneas mis felicitaciones para la murga los gambusinos, de Puerto del Rosario, por conseguir ese pase a la Final del Concurso de Murgas de Las Palmas de Gran Canaria. Con su letra dijeron alto y claro que, en Fuerteventura en particular y las islas menores en general, se sufre y mucho la doble insularidad.

Pero no les vengo a hablar de la doble insularidad o de como el sur sigue dejado de la mano de dios, eso da para otro artículo, les vengo a hablar de que la cultura si es segura. Es seguro poder asistir a actos como el de las murgas de Santa Catalina, es seguro poder ir a un teatro, a un cine, a una actuación de un grupo carnavalero, es seguro y no entiendo como es que han estado mareando la perdiz hasta finales del 2021, principios de este año, el 2022, cuando se ha empezado a realizar, por lo menos en canarias, actos culturales como se «conocía» prepandemia.

Muchas son las personas que se han visto con la soga al cuello, muchos artistas, empresas de iluminación, de sonido, guionistas, directores, y un largo etc… que incluso les llevo muchas veces a escribir en medios de comunicación expresando su descontento.

Sorprende, y mucho, ver desde esta misma temporada campos de fútbol, llenos hasta las tachas, y en Canarias no poder hacer un acto cultural. Sorprende, y mucho, ver pabellones llenos hasta la bandera y en nuestra tierra no poder disfrutar de una obra de teatro. Sorprende, y mucho, observar que en otras partes de la península, con más casos de COVID que en Canarias, se hace una vida absolutamente «normal» y aquí todavía sigamos a remolque. Sorprende, y mucho, que una comunidad castigada como fue Madrid, alcance su ansiada «normalidad» y en Canarias, seguimos esperando.

Sinceramente, me pongo a analizar la situación y llego a la conclusión de que, o una de dos, o nos toman por tontos y que aún vamos en tapa rabo y vienen a enseñarnos como se hacen las cosas, o nos dejan para más adelante porque tenemos una hora menos, si no esto no se explica.

Tenemos que ir pensando ya, y no por ello se cree más o menos en el virus, que la covid19, o el covid19 como quieran llamarlo, ha llegado para quedarse y tendremos que convivir con él, al igual que se convivió con la gripe estacionaria o cualquier virus que llegó y se quedó en la sociedad. Lo que no pueden matar es la cultura, los actos culturales, algo que la ciudadanía reclamaba desde hace bastante tiempo.

Por fin Fuerteventura, después de dos años, volverá a contar con un Carnaval, que es cierto que no como antaño, pero por algo se empieza, y sobre todo ese algo se tiene que llamar, porque las cosas se tienen que decir por su nombre, voluntad política.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: