La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda pone en marcha, a través de Visocan, el programa de Vivienda Vacía para sacar al mercado de alquiler más de 700 casas

El programa garantiza a los propietarios ingresos mensuales durante siete años y la devolución del inmueble, cuando finalice el contrato, en las mismas condiciones en las que fue entregado para su alquiler

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha presentado hoy la puesta en marcha del programa de Vivienda Vacía, incluido entre las actuaciones del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, y que gestionará la empresa pública VISOCAN a través de una Aplicación Web. Esta aplicación permitirá a las familias canarias registrarse desde mañana mismo como demandantes de viviendas en este programa y a los propietarios ofrecer sus viviendas no ocupadas, en una iniciativa pionera que persigue poner en el mercado del alquiler asequible unas 700 viviendas en los próximos años.

A partir de hoy mismo, explicó el director gerente de VISOCAN, Víctor González, tanto propietarios de viviendas vacías que deseen entrar en el programa, como personas que deseen alquilar una vivienda podrán comenzar a registrarse en la aplicación alojada en la web de VISOCAN [ https://programaviviendavacia.visocan.es/ | https://programaviviendavacia.visocan.es ] para iniciar el proceso. En la página, los usuarios, encontrarán información detallada del programa, así como condiciones y formularios para aplicar, tanto si se quiere ofrecer una vivienda para arrendarla, como si se desea ser adjudicatario de una, en régimen de alquiler a precio asequible.

“Estamos presentando la puesta en marcha del programa de Vivienda Vacía, dentro del Plan de Vivienda de Canarias, cuyo objetivo es sacar vivienda al mercado para ponerla a disposición de aquellas familias con menos recursos y, por tanto, menos posibilidades de alquilar una vivienda en el mercado libre”, explicó el consejero Franquis, “estamos hablando de un grupo importante de familias en nuestra Comunidad que, aunque tienen ingresos, se encuentran con dificultades para encontrar un alquiler a su alcance y también tienen problemas para acceder a una vivienda protegida del parque público. Por eso, fomentar el alquiler a través de programas como este es una vía importante para alcanzar el objetivo que busca el Gobierno de Canarias con el Plan de Vivienda 2020-2025 que no es otro que abaratar el mercado del alquiler incorporando cuanto más viviendas mejor”.

Por su parte, Víctor González, aseguró que, “con una dotación económica de 8.105.000 euros, vamos a poner a disposición de las familias con recursos muy limitados, más de 700 viviendas en régimen de alquiler muy asequible, en los próximos 4 años. Y esta aplicación web es el inicio del camino para ello. Es un programa de alto contenido social y muy comprometido con las familias que, teniendo algún tipo de ingresos mínimos, no pueden acceder al mercado privado”

El Programa de Vivienda Vacía que se incluye en el Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, es una encomienda de la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda a VISOCAN que se ha ideado para captar viviendas libres vacías para ponerlas a disposición de las familias con menos recursos y con necesidad habitacional, impulsando además la reactivación económica de Canarias al fomentar la salida al mercado de cientos de viviendas en alquiler.

Los adjudicatarios serán familias o unidades de convivencia con recursos económicos limitados, demandantes de Viviendas de Protección oficial (VPO), en régimen de promoción privada de alquiler, inscritos, como condición previa e indispensable en el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida de Canarias, y cuyos ingresos estén situados entre el 1,5 IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones), es decir, unos 10.422 euros, y el 4 (27.792 euros) y 5 IPREM (34.740 euros), si se trata de familias numerosas o con discapacitados a su cargo.

Las familias que accedan a estas viviendas abonarán una renta de alquiler que, en ningún caso, será superior al 30% de sus ingresos brutos anuales, siendo el tiempo mínimo de arrendamiento de 3 años, ampliable a 7. La mensualidad máxima que se establece para estas familias, según sus ingresos, no superará los 500 euros mensuales.

Los propietarios de viviendas libres vacías interesadas en incorporarlas a este programa deberán solicitarlo por escrito a VISOCAN, quien, en un plazo máximo de tres meses, elaborará un informe sobre el estado de los inmuebles con una valoración del mismo favorable o desfavorable.

Durante el periodo de arrendamiento VISOCAN abonará la renta mensual a la propiedad desde la entrada del primer inquilino hasta la finalización del contrato y devolución de la vivienda, independientemente de que haya o no arrendatarios y de que éstos paguen o no el alquiler.

Los inmuebles ofertados deberán tener la cocina equipada, placa de cocinar, fregadero, lavadora, frigorífico y baño completamente equipado en perfecto funcionamiento. Las viviendas de esta Bolsa de Vivienda Vacía deberán destinarse a domicilio habitual, teniendo en cuenta que cuando finalice el periodo de arrendamiento, VISOCAN, entregará a sus titulares los inmuebles en el mismo estado de conservación en el que los recibió.


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: