Sanidad conmemora el Día Mundial de la Salud 2022 bajo el lema «Nuestro planeta, nuestra salud»

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, se suma a la celebración del Día Mundial de la Salud 2022, que conmemora la OMS cada 7 de abril, y que este año se centra en promover políticas sanitarias que favorezcan la interconexión entre el planeta y la salud humana bajo el lema «Nuestro planeta, nuestra salud». evidenciando las consecuencias que la contaminación y el cambio climático tienen sobre la salud de las personas.

El objetivo es concienciar sobre las acciones urgentes necesarias para mantener saludables a las personas y al planeta fomentando el bienestar, teniendo en cuenta que nuestra calidad de vida está íntimamente ligada con el entorno en el que nos desarrollamos como especie y con el que nos relacionamos: la calidad del aire, del agua y de la tierra en la que vivimos debe ser nuestra prioridad como sociedad.

En este sentido, la Consejería de Sanidad está realizando una apuesta firme, a través de la Estrategia SaludZer0 Emisiones Netas 2030 del SCS, para reducir la huella del sistema sanitario en el Medio Ambiente. Prueba de ello es que el Servicio Canario de la Salud ha elaborado la Estrategia con el objetivo de tender a una reducción del 100% de emisiones de gases de efecto invernadero en 2030.
La finalidad es reducir la huella de carbono del sistema de salud, con medidas como la introducción de vehículos eléctricos, placas fotovoltaicas, equipos más eficientes o la apuesta por el hidrógeno como vector energético. También se están impulsando otras medidas como las cláusulas de sostenibilidad y de responsabilidad ampliada del productor con la finalidad de potenciar la ambientalización de la contratación pública.

Asimismo, los medicamentos y los gases anestésicos son otra fuente importante de generación de gases de efecto invernadero. Canarias apuesta por la racionalización en su consumo y por alternativas de idéntica eficacia terapéutica y menor impacto ambiental. También la digitalización de procesos es otro aspecto central en esta Estrategia SaludZer0, por lo que se trabaja para que los servicios digitales permitan minimizar desplazamientos, como ya ha permitido reducir el consumo de papel mediante acciones concretas como la implantación de la Receta Electrónica.

La OMS estima que más de 13 millones de muertes anuales en todo el mundo se deben a causas ambientales evitables, que más del 90% de la población respira aire insalubre, resultado de la combustión de combustibles fósiles y que el aumento de la temperatura está produciendo que los mosquitos que propagan enfermedades se distribuyan cada vez más lejos y más rápido.

Fenómenos meteorológicos extremos, la contaminación y los plásticos y los sistemas de producción de alimentos y bebidas altamente procesados y poco saludables están impulsando la obesidad, aumentando la prevalencia del cáncer y las enfermedades cardíacas, y generando además un tercio de las emisiones globales de los gases de efecto invernadero.

¿Cómo influye el cambio climático en nuestra salud?

La OMS (2021) señala que, asumiendo un crecimiento económico y unos progresos sanitarios continuados, el cambio climático podrá causar anualmente unas 250.000 defunciones adicionales entre 2030 y 2050; 38.000 por exposición de personas ancianas al calor; 48.000 por diarreas; 60.000 por malaria o paludismo; y 95.000 por desnutrición infantil.

Algunas poblaciones se ven más afectadas por el cambio climático que otras, y en nuestro entorno los grupos de mayor riesgo son los niños y las personas mayores con patologías preexistentes. Conviene destacar los siguientes aspectos:

– La temperatura extrema influye directamente en las defunciones causadas por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre personas de edad avanzada. En la ola de calor que sufrió Europa en el verano de 2003 se registró un exceso de mortalidad de 70.000 defunciones.

– Además, alérgenos que influyen en la calidad del aire, como el polen, también se incrementan en situaciones de calor extremo y son causantes y agravantes de enfermedades respiratorias como el asma.

– Los cambios en el clima están propiciando una nueva distribución geográfica de vectores de enfermedades transmisibles como, por ejemplo, el mosquito tigre o Aedes aegypti, detectado en diciembre de 2017 en Fuerteventura y de larvas en marzo de 2022 en La Palma. Probablemente seguiremos detectando redistribuciones de estos vectores, con el consiguiente riesgo de aparición de las enfermedades transmisibles que vehiculizan, como zika, dengue, malaria, fiebre amarilla y chikungunya, entre otras.

– Desastres naturales y variación de la pluviosidad. Desde los años 60 el número de desastres naturales meteorológicos se ha triplicado y cada año son responsables de más de 60.000 muertes, sobre todo en países en vías de desarrollo.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestro planeta y nuestra salud?

Puedes unirte al plan de la OMS que consta de cinco puntos:

1. Camine o vaya en bicicleta al trabajo al menos un día a la semana, el medio ambiente y su salud se beneficiarán de ello. Elija siempre que pueda el transporte público.

2. Utilice energías renovables (p. ej. solar o eólica) siempre que sea posible, reduzca su consumo (apague la luz si no está en la habitación, use con moderación el aire acondicionado, desconecte enchufes sin uso, etc.).

3. Compre sus alimentos frescos de productores locales . Evite alimentos y bebidas altamente procesados.

4. Deje de consumir tabaco . El tabaco es un contaminante y mata.

5. Compre menos plástico . Utilice bolsas de supermercado reciclables.

Más información en de salud en:
www.canariasaludable.org ]

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: