La familia de una paciente con gangrena pide su traslado urgente de Fuerteventura a Gran Canaria para “salvar su vida”

Los familiares de Carmen Melo Herrera, de 67 años de edad, no dan crédito al «abandono» y «dejadez» al que ha sometido el Servicio Canario de Salud (SCS) a esta paciente majorera que sufre una grave infección y tiene algunos miembros en gangrena. Reclaman su traslado urgente a Gran Canaria para «salvar su vida»

Melo espera desde el día 19 de febrero a ser trasladada con urgencia al hospital de referencia, el Hospital Universitario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria para practicarle una intervención con cateterismo, con “stent en subclavia”, y para salvar sus manos.

“A mi madre la están dejando morir”, denuncia Montse Herrera, la hija de la paciente, en la puerta del Hospital de Fuerteventura y con su historial clínico en la mano. “Dicen desde Gerencia del Hospital General de Fuerteventura que tienen 15 días para trasladarla cuando en el Insular tenía programada una intervención quirúrgica urgente para salvar su vida, ya que tiene disparados los niveles de azúcar e hipertensión”, asegura.

Montse explica que el pasado 10 de enero su madre ingresa por una isquemia y gangrena en miembro inferior, “motivo por el que se realizó una amputación del segundo pie con infección el día 29, y le están haciendo curas locales pero lo tiene en muy mal estado”, detalla la hija.

Carmen Melo está sufriendo una auténtica pesadilla: hace seis meses perdió el otro pie, ya que sufre desde 2012 graves problemas de corazón, vasculares, renales, hipertensión y diabetes.

“El cardiólogo vio su dedo meñique derecho completamente negro, seco, en gangrena, y que comenzaban a ponerse negras las manos y ordenó su traslado al hospital de referencia (en Gran Canaria) para practicarle un cateterismo urgente, pero seguimos a la espera y vemos que empeora sin poder hacer nada para ayudarla”, apuntan las hijas de Carmen Melo.

Ante esta situación, la familia ha presentado varias reclamaciones en el servicio de admisión del Hospital General de Fuerteventura, ya que esta paciente tenía que haber sido trasladada con carácter de urgencia el pasado 19 de febrero.

Denuncia en Fiscalía

“Esto es una dejadez, y consideramos que es un delito, por lo que hemos puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía provincial, porque a mi madre la están dejando morir en vida, con dolores y un gran sufrimiento, cuando la sanidad española es un derecho y debe asistir a una paciente hasta el final de sus días, poniendo todos los medios sanitarios a su alcance para salvarla, en lugar de dejarla abandonada en una cama en Fuerteventura, donde faltan medios materiales y humanos”, detalla esta familia majorera.

Seguidamente, Montse Herrera desvela que se han comunicado a la dirección del centro hospitalario de la Isla el grave estado en que se halla Carmen, “pero nos dan largas”. “Vemos que en este hospital están saturados, pero pedimos que vean su informe médico y su grave infección en el muñón amputado”, alerta esta familia.

Asimismo, los familiares reconocen que el propio personal sanitario que practica las curas se sorprende ante el grave estado de sus heridas, “y ven cómo se deterioran sus tejidos pero nadie hace nada”, insisten.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: