El Ayuntamiento de Tuineje ingresa 500.000 euros al año por las tasas en el recibo del agua. Nueva Canarias considera que son excesivas e injustas, y exige que se bajen esos impuestos

El Ayuntamiento de Tuineje, a pesar de haber amortizado la deuda a proveedores hace ya cinco ejercicios fiscales, no ha cumplido el compromiso político de bajar los impuestos. Nueva Canarias quiere llamar la atención sobre esta injusticia, las tasas excesivas que se siguen cobrando en el recibo del agua en este municipio, por lo que exige el Ayuntamiento y al Cabildo que corrijan esta situación de una vez.

Desde esta formación, Pilar Rodríguez trasladó que «fue en momentos de crisis y dificultades cuando se aprobó subir las tasas del Consorcio de Aguas en Tuineje, en el año 2012. Pero el Plan de Ajuste finalizó en el año 2017, después de pagar una deuda de 5 millones de euros más los intereses». Desde entonces, el Ayuntamiento de Tuineje viene reflejando en sus presupuestos unos ingresos de 500.000 euros al año por los impuestos agregados en el recibo del agua. Son unos 2,5 millones de euros en estos cinco años, un dinero que, estamos convencidos, estaría mejor en los bolsillos de los vecinos y las empresas».

Pilar Rodríguez se refiere a la tasa de 12 euros fijos que pagan los abonados al Caaf en este municipio, más el variable por el consumo de agua en cada factura, una recaudación que recibe íntegramente el ayuntamiento, y que «no es justo que se siga cobrando». En este sentido, señaló, «existe un agravio comparativo con el resto de municipios de Fuerteventura, que tienen unas tasas mucho más bajas, o incluso algunos ni siquiera las cobran, como Puerto del Rosario, Antigua y Betancuria. ¿Por qué tenemos que pagar más sólo por el hecho de vivir en Tuineje?».

Es por ello que Pilar Rodríguez, en representación de Nueva Canarias, registró la semana pasada dos escritos en el Ayuntamiento de Tuineje y en el Cabildo de Fuerteventura, solicitando a la alcaldesa Esther Hernández y al presidente Sergio Lloret que inicien los trámites necesarios para reducir estas tasas de una vez por todas.

Nueva Canarias no entiende cómo la alcaldesa se permita rechazar inversiones del Cabildo, al mismo tiempo que incumple la promesa que hizo en campaña electoral de bajar impuestos, y mientras el ayuntamiento está teniendo una cantidad inaceptable de gastos superfluos que se podrían ahorrar en una situación como esta.

«En estos momentos de penurias económicas para la gran mayoría de la gente, con el recibo de la luz por las nubes, y el precio del combustible en máximos históricos, las instituciones deberían actuar», dijo Rodríguez.

Nueva Canarias en Tuineje propone a Esther Hernández y a Sergio Lloret que dejen de lado el enfrentamiento que escenifican un día tras otro, una pelea que tiene más que ver con quién sale en la foto, que con los intereses de los vecinos y vecinas.

«Los representantes públicos tenemos que estar por encima de las rencillas personales, y en este caso, el Ayuntamiento de Tuineje y el Cabildo de Fuerteventura tienen el deber de dialogar, y de sentarse a trabajar por el bien del municipio y de la isla», declaró Pilar Rodríguez.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: