El Plan de Vivienda de Canarias cumple su primer año en el que se ha iniciado la compra o construcción de 1.525 casas, la rehabilitación de 7.420 y la entrega de 5.341 ayudas

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha presentado hoy el balance del primer año de ejecución del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, aprobado el 18 de diciembre del año pasado, y que en sus primeros 12 meses ya se ha puesto en marcha la compra o construcción de 1.525 nuevas viviendas protegidas, la rehabilitación de otras 7.420 casas, tanto del parque público como privado, y se ha iniciado la entrega este mismo mes de 369 ayudas a la compra de viviendas a las que se sumarán estos días las 4.972 ayudas al alquiler que se pagarán este año. En total, se han comprometido 137 millones de euros en 14.686 actuaciones realizadas en este primer año del Plan, actuaciones que se van a concretar en 2022 con la entrega de unas 500 casas protegidas a los demandantes de vivienda en Canarias. Estas actuaciones están siendo ejecutadas por los dos organismos dependientes de la Consejería en materia de vivienda, el Instituto Canario de Vivienda (Icavi) y la empresa pública (Visocan).

“He solicitado una comparecencia en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Parlamento de Canarias para informar a los diferentes grupos parlamentarios lo que hemos avanzado y se ha concretado en este primer año de gestión del Plan de Vivienda”, informó Sebastián Franquis, “con las dificultades que conlleva poner en marcha un Plan de esta envergadura, y por la experiencia de planes anteriores, y con la humildad debida, estamos cumpliendo las previsiones del Plan con solo un año de ejecución, y además, ya estamos cerrando fechas concretas de entrega de varias promociones”.

El Plan de Vivienda fue aprobado por el Gobierno el 18 de diciembre de 2020 con el objetivo de invertir más 664 millones de euros durante sus cinco años de vigencia y la puesta en el mercado de cerca de 6.000 viviendas nuevas en alquiler a precios asequibles para combatir la emergencia habitacional que padece la sociedad canaria. Precisamente en este campo, el de la construcción y adquisición de nuevas viviendas, el consejero Franquis destacó los 76,5 millones de euros que la Consejería ha destinado, en distintos programas para la construcción y adquisición de 1.525 nuevas viviendas destinadas al alquiler en este primer año. De esas, aproximadamente 500 viviendas ya estarán disponibles antes de que finalice 2022 para su entrega a las familias sin recursos para comprarse una casa.

“Todo el trabajo que conlleva el desarrollo del Plan de Vivienda lo hemos concretado este primer año en estas cifras, con un compromiso presupuestario de 137 millones de euros”, aseguró el consejero Franquis, “un año de ejecución de este Plan, aunque para algunos les parece que lleva en vigor 20 años por las exigencias que formulan en el Parlamento. Todo el mundo es consciente que para hacer vivienda nueva hay que hacer antes un proyecto, luego adjudicar una obra, por último, la construcción, un proceso que conlleva más de año y medio. Por eso estamos impulsando la vía de la compra, para adelantar cuanto antes la entrega de viviendas en nuestra Comunidad. Y con ese objetivo, tenemos la previsión de entregar las primeras 450 o 500 viviendas en el último trimestre del año que viene”.

Este medio millar de nuevas viviendas protegidas saldrá, en su mayoría, de la encomienda que la Consejería ha realizado a Visocan con un presupuesto de 44 millones de euros en diferentes programas para la compra y finalización de 510 viviendas en promociones que se quedaron a medio terminar por la crisis. Para adquirirlas se va a convocar un concurso público antes de final de este mes en el que se van a primar las promociones con más del 60% de las obras ejecutadas con el fin de que en marzo de 2022 esos edificios empiecen las obras para ser terminados y el grueso de ellos pueda estar habitable a finales de año.

Además, a través del Icavi se ha iniciado la licitación de construcción y actualización de proyectos de 140 viviendas con un presupuesto de 10,8 millones. Las primeras viviendas que se van a empezar a construir el primer trimestre del próximo año corresponden a una promoción de 16 nuevas casas en Ingenio y otra de 17 en Santiago del Teide, a los que seguirán varias promociones más en otros municipios en los que en, muchos casos, hace más de 20 años no se construye una vivienda protegida. también se han destinado 2,8 millones a la redacción de proyectos de otras 437 casas cuya construcción empezará en 2022. Además, también desde el Icavi se han dado ayudas por valor de 2,8 millones de euros a promotores para poner en el mercado el próximo año 208 nuevas viviendas en alquiler a precio asequible.

Otra línea por la que se han adquirido viviendas es por el programa Canarias Pro Hogar del Plan, un programa creado para atender las necesidades de las familias sin recursos que se enfrentan a un desahucio, por impago para acompañarlas y mediar en todo el proceso. Este programa se ha puesto en marcha con una dotación de 16,1 millones de euros (11,6 millones del Estado y 4,5 millones de la Comunidad Autónoma) para comprar unas 230 viviendas para alojar de forma provisional a las familias que han sido desahuciadas. Con cargo a este programa ya se han comprado ya 62 casas en este primer año de las que 40 ya están habitadas por familias que se vieron obligadas a dejar sus hogares por impago.

Otro aspecto fundamental del Canarias Pro Hogar es que se ha convertido en la herramienta del Icavi para evitar que muchos desahucios lleguen a producirse. De hecho, en el primer año del Plan se han evitado 538 desahucios en las dos provincias canarias.

Rehabilitación

El Plan de Vivienda 2020-2025 da un especial protagonismo a la rehabilitación de viviendas, tanto del parque público como las de propiedad privada, con el fin de reformar y adaptar las casas a los principales estándares de calidad y convertirlas en energéticamente eficientes. De ahí que en el primer año de ejecución del Plan se hayan iniciado actuaciones de rehabilitación en 7.420 viviendas en las que se han invertido 25,6 millones de euros.

El programa más ambicioso en este campo ha sido el de las Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas (ARRU), que se han desarrollado en varias islas y gracias a las cuales se han puesto en marcha la reforma de 3.322 casas con una inversión de 16,5 millones de euros. También el Icavi ha invertido 1,6 millones en renovar 1.363 viviendas del parque público de la Comunidad Autónoma, lo mismo que Visocan, que ha invertido 7,5 millones en rehabilitar 2.735 casas de su parque de viviendas.

Ayudas

Otras actuaciones que destacó el consejero Franquis en este balance del primer año del Plan de Vivienda fueron las destinadas a dar ayudas tanto las del alquiler a aquellas familias con pocos recursos, como las de compra a la primera vivienda para los jóvenes. En total se han concedido 5.341 ayudas.

La convocatoria lanzada este mismo año para las ayudas al alquiler supondrán la concesión de ayudas por valor de 17,5 millones de euros a 4.972 familias. Precisamente esta semana se publica la primera lista de beneficiaros convocada para este 2021 que recibirán la ayuda de alquiler a partir de la semana que viene.

Otras ayudas que ha concedido la Consejería son las destinadas a que los jóvenes canarios con menos recursos puedan comprarse su primera vivienda. En el último año se han entregado 369 ayudas por valor de tres millones de euros, casi el triple de las que se entregaban hasta 2019 ya que la dotación presupuestaria se dobló en la actual legislatura.

Otro programa novedoso incluido dentro del Plan de Vivienda que se ha puesto en marcha este año es el de captación de viviendas particulares vacías para destinarla al alquiler a precios asequibles. Para ello se han destinado este primer año 760.000 euros con el fin de sacar al mercado 400 viviendas más en alquiler. Este programa pretende animar a los propietarios a poner en alquiler sus casas garantizándoles el cobre de las mensualidades o una reforma en el caso de que fuera necesaria la finalizar el contrato.

También se ha puesto en marcha en este primer año el programa para combatir la despoblación en el entorno rural. Para ello se ha firmado un convenio con la FECAM a la que se le transfieren 14,5 millones que se destinarán entre aquellos municipios de menos de 20.000 habitantes para promover actuaciones de rehabilitación o construcción y evitar que la población abandone la población. De este programa se benefician 54 municipios en toda la Comunidad.

Emergencia en La Palma

El consejero aprovechó la comparecencia de hoy para dar una última hora sobre las actuaciones que, de manera extraordinaria y urgente, se han activado desde la Consejería para destinar fondos y recursos a atender la emergencia habitacional que se ha producido en la isla de La Palma a consecuencia de la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El Gobierno de Canarias, en una primera fase de urgencia, dio alojamiento a más de 300 familias desalojadas de sus casas para darles un techo mientras se activa una segunda fase de transición en la que está ahora la Consejería mientras se inicia la tercera y definitiva fase de reconstrucción.

Una de las primeras actuaciones que puso en marcha la Consejería a los pocos días de la erupción fue la creación de un registro único de afectados y la activación de un equipo especial con 27 trabajadoras sociales que han realizado ya 984 fichas sociales a otras tantas familias damnificadas.

Para ayudar a estas familias se han activado varios programas de ayuda. El más urgente la compra de 97 viviendas vacías a través de Visocan en la zona del Valle de Aridane cuya entrega ya ha comenzado con 25 familias que ya han recibido las primeras casas. A estas se suman otras cuatro cedidas por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane. El Icavi también aportará en las próximas semanas otras 30 viviendas de su parque público y también se ha empezado el montaje en Los Llanos de Aridane de las primeras cinco de las 30 casas modulares que se han comprado para atender esta emergencia habitacional.

Una de las últimas medidas, activada a petición de los propios afectados que así lo manifestaron a las trabajadoras sociales que les entrevistaban, es la puesta en marcha de una línea de ayuda al alquiler para aquellas familias que perdieron sus casas y se encuentran de alquiler desde hace semanas. Esta ayuda cuanta con una dotación de 3,2 millones de euros y se prolongaría durante 36 meses, aunque el plazo es prorrogable, hasta que se culmine la fase de reconstrucción, con una aportación que alcanzaría un máximo de 594 euros mensuales por familia.

Todas estas intervenciones activadas por la Consejería en los últimos tres meses en la isla de La Palma suponen hasta ahora un desembolso de 13,9 millones de euros.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: