El Ayuntamiento avanza en el proyecto de conversión histórica del Barranco Pilón en un gran pulmón verde para la ciudad

El alcalde de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, y el concejal municipal de Urbanismo, Ordenación del Territorio, Planeamiento y Patrimonio, Javier Fernández Ledo, presentaron este viernes, 12 de marzo, los avances en los Estudios Previos que convertirán al Barranco Pilón de la capital majorera en el gran pulmón verde de la ciudad tras la aprobación definitiva del proyecto de compensación del ámbito SUP R1 (Suelo Urbanizable Programado del Plan Parcial– R1 Sector Central) Barranco Pilón y publicado el pasado día 2 de septiembre de 2020 en el Boletín Oficial de Las Palmas. El proyecto fue presentado también al grupo de gobierno y a los portavoces municipales del Ayuntamiento y detallado por parte de la empresa encargada del estudio, Arocha Arquitectura S.L.P.

Este futuro Parque Urbano de Puerto del Rosario, cuya conversión saldrá a licitación en dos meses por un importe de 12 millones de euros aproximadamente, contará con 82.222,64 metros cuadrados que, en sus lados longitudinales de mayor dimensión, linda con la Avenida de la Constitución (noroeste) y la calle Primero de Mayo (sureste). Además, el polígono linda en sus lados de menor dimensión con la Avenida Diego Miller (noreste) y la calle Barranco Pilón (suroeste). El espacio del Parque se ubica dentro del entorno urbano de la ciudad de Puerto del Rosario, en su corazón, de ahí que tenga una ubicación estratégica para su expansión radial mediante corredores al resto del entorno.

Se trata de un espacio libre donde se recupere y se genere el ecosistema de los barrancos que se encuentran dentro del recinto, donde se contempla, además, la regeneración de los cauces del mismo, para lo que fue planteado el proyecto y que hoy padecen un exceso de deterioro, poniendo en valor dichos barrancos desde sus veriles, paredes, andenes y cauces, y fomentando su biodiversidad.

En palabras del alcalde Juan Jiménez, “esta es una aspiración majorera de hace más de 40 años, y que es disponer de una gran superficie verde, arbórea, incluso boscosa que, además de suponer el pulmón verde de la ciudad, contenga los espacios libres de ocio y paseo, running o ciclismo, entre otros, además de ser el centro neurálgico de encuentros, eventos, disfrute del agua, jardines de la vegetación autóctona, áreas temáticas, viveros, y todas aquellas dotaciones que le son intrínsecas. Con ello, la intención del Ayuntamiento de Puerto del Rosario es dar salida a proyectos como este que no habían sido cristalizados hasta el momento, cuya primera fase de los trabajos se pretende iniciar a principios del próximo año”.

Por otra parte, además de este espacio libre, el ámbito SUP R1 contempla aquí otros espacios con destino público como el educativo (guarderías, colegios), administrativo o cultural, así como varias manzanas con uso residencial, además de la red de infraestructuras y servicios necesarios para su conexión funcional al entramado urbano, “dándose así por fin cumplimiento a las expectativas surgidas desde la aprobación del Plan Parcial hace ya 20 años y que supondrá una gran inversión que repercutirá positivamente en la economía del municipio”, manifiesta el regidor municipal.

El concejal de Urbanismo, Ordenación del Territorio, Planeamiento y Patrimonio, Javier Fernández Ledo, explica que “el proyecto es un polo de atracción ciudadana donde se pretende introducir el medio ambiente natural en el centro del medio urbano de Puerto del Rosario. Un cambio importante que necesitaba Puerto del Rosario y que, después de 40 años del diseño de los primeros esbozos, es hora de acometerlo”.

Respecto a las plazas de aparcamiento, el concejal Javier Fernández, adelanta que “se estudian diferentes alternativas en parcelas de tierra de las que dispone el Ayuntamiento, como sería el caso de la parcela ubicada frente a la Estación de Guaguas insular, donde se pretenden crear en la zona aparcamientos subterráneos de dos plantas”.

Vegetación

Por otra parte, con la incorporación de la vegetación autóctona propia de estos ecosistemas, donde se contemplan más de 84 especies de este tipo, y con reconversión del área del Belén Gigante en espacios de la cultura agrícola tradicional e histórica, forestal y botánica, se puede afirmar que más de la mitad de la superficie del Parque estará cubierta con vegetación autóctona adaptada al clima, donde se contemplan captadores de humedad y el aprovechamiento de las aguas de lluvia del ámbito y su entorno inmediato. El suministro de energía vital del Parque Urbano quedaría resuelto por la sostenibilidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: