El Cabildo cierra el paso en diferentes tramos de senderos y barrancos de Fuerteventura para favorecer la reproducción del guirre

Un total de nueve espacios, entre tramos de senderos y barrancos, han sido cerrados temporalmente para favorecer la reproducción del guirre (*Neophron percnopterus majorensis*) durante el periodo de cría de aves en la Isla, que comprende del quince de febrero al quince de julio. Este cierre transitorio afecta a las zonas de Caldera de Gairía, Caldera de los Arrabales, Barranco de La Torre y Barranco de los Molinos, espacios que se encuentran cerrados completamente. Por su parte, se inhabilitan algunas tramos y zonas de Morro del Perro, La Muda, la Rosa de Tinojay, el Barranco de La Muley y el Malpaís de la Arena.

La consejera de Sostenibilidad Medioambiental, Lola García, resalta la importancia de respetar los territorios de cría durante el periodo señalado. Además, es preciso seguir las indicaciones que se trasladan desde el área. Entre ellas se incluyen guardar silencio, respetar los senderos y mantener las mascotas bajo control si se pasea con ellas.

García recuerda, igualmente, la existencia de la Ordenanza Insular de la Red Oficial de Rutas en el Medio Natural de Fuerteventura, que imposibilita la circulación de vehículos a través del campo. Esto permite la protección no sólo del guirre, sino también de aves esteparias como la hubara canaria, que hacen sus nidos en estas llanuras y estos pueden ser pisados con facilidad.

Además de la Ordenanza Insular de la Red Oficial de Rutas en el Medio Natural de Fuerteventura, es necesario que se tenga en cuenta el régimen de protección establecido en el artículo 57 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que prohíbe expresamente las molestias y deterioro de los lugares de reproducción de la fauna protegida. “Tampoco debemos olvidar El Plan de Recuperación del Guirre, que fue aprobado en el año 2006 con la finalidad de garantizar una protección adecuada a esta especie en las islas orientales del Archipiélago Canario, de forma que se mantenga una población sana y estable”, indica la consejera.

Actualmente, el Cabildo de Fuerteventura colabora con el Proyecto LIFE Egyptian Vulture, con el objetivo de conocer las tendencias de la población del guirre y la minimización de algunos factores de riesgo como el uso ilegal del veneno, la electrocución en tendidos eléctricos y también la reducción de molestias y disturbios durante la época de cría. Este programa se desarrolla contando con la participación de técnicos del Gobierno de Canarias, la implicación de los cabildos de Fuerteventura y de Lanzarote, y GESPLAN. “En los últimos 20 años, la población del guirre en Canarias casi se ha triplicado gracias a la acción que conjuntamente vienen realizando el Cabildo de Fuerteventura y el Gobierno de Canarias”, señala García.

Asimismo, la consejera agradece la colaboración ciudadana, que considera fundamental a la hora de asegurar la continuidad de la especie. En caso de encontrar un ejemplar accidentado, es necesario avisar al 112. Además, gestos tan sencillos como transitar por los senderos habilitados y mantener el silencio en las zonas de anidación tienen una repercusión enormemente positiva para las aves.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: