El Grupo de Gobierno en el Consistorio portuense recuerda los más de diez años de proceso judicial que ahora tocan a su fin y que, desde que se hizo pública la sentencia en el 2008, no ha hecho sino utilizar todas las herramientas y recursos jurídicos posibles para dar cumplimiento a las resoluciones judiciales recaídas en el procedimiento y al mismo tiempo evitar que el conjunto de los vecinos y ciudadanos de Puerto del Rosario sufran un perjuicio de impredecibles consecuencias.

El Auto supone, en la práctica, la recuperación de los espacios comunes asociados al centro comercial en la parte sur del edificio y su destino para servicios ciudadanos, que contemplan una superficie de unos 1.500 m²

El Convenio materializado entre el Ayuntamiento y la propiedad del Centro Comercial, se planteó en el 2015, y figuraba incorporado al vigente Plan General de Ordenación, como opción jurídica para garantizar el interés ciudadano, vista la Sentencia que declaraba el exceso de edificabilidad del centro comercial y su ejecución de derribo del citado exceso edificatorio.

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario ha presentado a los Tribunales competentes toda la documentación requerida y planteado las alternativas oportunas para evitar el derribo, que supondría un daño económico inasumible para las arcas municipales al tener que hacer frente a posibles indemnizaciones, además del coste de las obras de demolición, y por otro lado, evitar la pérdida de puestos de trabajo vinculada a esta gran infraestructura, hoy plenamente integrada en la ciudad e interiorizada entre la ciudadanía no solo de Puerto sino de toda la isla.

Una vez consultados los servicios jurídicos municipales, el Grupo de Gobierno municipal informa que todo parece indicar que el posible recurso de apelación de la parte demandante, no afectaría a la inejecución de la sentencia de demolición de parte del Centro Comercial.

Por último, el Grupo de Gobierno municipal ha mostrado una especial satisfacción por lograr desbloquear y superar distintos asuntos de gran impacto y sensibilidad ciudadana heredados de anteriores legislaturas y antes del inminente término de la presente, como son los de la Piscina Municipal, la Aprobación del Plan General, la revisión y nueva adjudicación de distintos contratos de servicios públicos, a los que se suma la garantía de permanencia intacta de un Centro Comercial como las Rotondas, referencia de la propuesta comercial en la isla y generadora de muchos activos que una actividad de estas características comporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *