El Partido Socialista de Fuerteventura vivió este viernes una noche de entusiasmo contenido en la presentación de las candidaturas socialistas para las elecciones del 26 de mayo, con el Auditorio de Antigua repleto de militancia y un mensaje claro, el de que existe la posibilidad de transformar la isla, Canarias y España con gobiernos socialistas en las tres instituciones, pero que ahora toca darlo todo para que el mensaje de ilusión llegue claro a la ciudadanía y el electorado acuda masivamente a las urnas para hacerlo realidad.

El secretario general del PSOE en la isla y actual candidato a la presidencia del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, presentó la lista de quienes le acompañan en la candidatura, “los futuros consejeros y consejeras de gobierno de un Cabildo insular socia-lista, un equipo con experiencia y conocimientos preparado para ser la alternativa política que Fuerteventura necesita, capaz de gestionar nuestro medio ambiente, el territorio o nuestra principal industria, la turística, desde unas instituciones puestas al ser-vicio de la ciudadanía”, señaló.

El secretario general del PSOE canario y candidato a la presidencia del Gobierno, Ángel Víctor Torres, y el eurodiputado canario Juan Fernando López Aguilar, acompaña-ron a la militancia majorera en la presentación de unas candidaturas compuestas, tal y como señaló Torres, por “un equipo de personas muy preparadas, con las ideas muy claras, dispuestas a empujar de forma consciente por el bienestar de la sociedad, que sabe que Fuerteventura tiene además un carácter especial y debe tener voz propia socialista para avanzar hacia el progreso”, afirmó. Para el candidato a la presidencia del Gobierno, “el momento lo precisa, ya que nos jugamos no solo la Fuerteventura que queremos, sino la Fuerteventura y la Canarias que hacen falta, la que reclama la gente”, añadió.

El eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, por su parte, hizo una reflexión en positivo con la mirada puesta en el presente para construir un futuro “que está ahí, al alcance de la mano” pero que requiere “de la participación y el entusiasmo de la gente para hacerlo posible, ya que de la movilización depende el resultado de las elecciones más decisivas de la toda historia democrática”, porque la alternativa “es la implantación definitiva de la mentira, que ahora llaman post verdad, la avaricia y el individualismo en la sociedad canaria y española” frente a la idea de una sociedad “cooperativa, fraternal y de bienestar, que propone el Partido Socialista”, expresó.

La candidata del PSOE al Senado por la isla de Fuerteventura, Paloma Hernández, se mostró convencida de que en las dos próximas citas electorales Fuerteventura “se va a sumar al proyecto social y de futuro que ofrece el PSOE”, y que precisamente una senadora socialista es la manera de asegurar que la isla “reciba la atención que se merece”, indicó. Hernández aseguró, eso sí, que por su parte se va “a dejar la piel en ello”, afirmación con la que arrancó la enésima ovación de la noche al público asistente.

Entre quienes abarrotaron el pasado viernes el Auditorio de Antigua, muchas caras conocidas del socialismo majorero pero también caras nuevas, bastantes caras nuevas. Por encima de todo, una emoción compartida, una ilusión contenida que estaba como flotando en el ambiente desde que la militancia iba acomodándose en los asientos, un clamor sordo que parecía decir “está pasando, es posible”, aunque menos contenida por momentos cuando ya empezado el acto los diferentes candidatos, entre mensajes y llamadas a la prudencia y a trabajar duro, dejaban entrever su propia ilusión ante la posibilidad real de cambiar las cosas en Canarias y en España durante los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *