SurFM

La ULPGC obtiene sus dos primeras patentes en Estados Unidos

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ha obtenido el reconocimiento de dos patentes en Estados Unidos gestionadas por el Parque Científico Tecnológico de la ULPGC, mediante las cuales se protegen dos tecnologías disruptivas desarrolladas por personal investigador de la institución: Una aplicación para detectar tejido tumoral en tiempo real y otra para localizar desviaciones en el aprendizaje mediante la escritura.

La primera de estas dos patentes es la que reconoce el trabajo realizado por el equipo coordinado por Gustavo Marrero Callicó, doctor ingeniero de Telecomunicaciones de la ULPGC. Estos investigadores han desarrollado el ‘Sistema para la detección de tumores cerebrales en tiempo real usando imágenes hiperexpectrales’.

La aplicación, de forma no invasiva, es capaz de detectar tejido tumoral y distinguirlo, en cuestión de segundos en una mesa de operaciones, del tejido sano, ayudando, por ejemplo, a los neurocirujanos a extirpar las partes del cerebro afectadas por el cáncer, algo que no es apreciable a simple vista.

Además, los cirujanos podrán extirpar casi exclusivamente las zonas afectadas por el tumor sin que sea necesario exceder el corte mucho más allá de lo necesario, reduciendo así las posibles consecuencias que en las operaciones de cerebro se derivan.

Las aplicaciones en el cambio de la medicina de este desarrollo reconocido en Estados Unidos y Japón van más allá de la neurocirugía, en especialidades como la dermatología o la ginecología.

En el desarrollo siguiente, esta tecnología permite usar algoritmos que aprenden de los datos recabados y son capaces de tomar decisiones imitando el comportamiento humano. De esta forma no solo se minimizan los errores sino que, además, la máquina continúa acumulando conocimiento y experiencia sin límite.

El desarrollo mediante la escritura

La otra patente también reconocida en Estados Unidos, es la relativa a la aplicación desarrollada por Cristina Carmona Duarte, investigadora postdoctoral, y Miguel Ángel Ferrer Ballester, catedrático de la ULPGC.

Se trata del ‘Método y sistema para generar texto manuscrito con diferentes grados de madurez del escritor’, desarrollado en el ámbito del Instituto para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en Comunicaciones.

Los investigadores aportan una aplicación capaz de modelar el proceso de degradación de la escritura para monitorizar cómo los niños y niñas aprenden a escribir, cómo se mantiene esta capacidad en la etapa adulta -e ir registrando posibles desviaciones- y cómo se degrada en la ancianidad.

El modelo hace posible sintetizar el proceso de aprendizaje, tanto en la forma como en el movimiento del lápiz, e ir describiendo cada una de las etapas de esta capacidad a lo largo de la vida del ser humano, arrojando luz sobre posibles procesos degenerativos como el Parkinson, o detectando desviaciones de forma temprana en las etapas infantiles.

La aplicación puede trabajarse desde un sencillo dispositivo digital, de forma que es posible disfrutar de sus ventajas tanto en el mundo académico -ayudando a los profesores en la formación de los alumnos- como en los hogares -colaborando con la educación que los padres imparten a sus hijos-.

Una de las grandes revoluciones de esta patente radica en que los datos sintéticos extraídos -información artificial- se han mostrado muy fiables e idénticos a los datos reales recabados, avalando así el desarrollo de este sistema y su fiabilidad.

El personal investigador canario está en comunicación con centros de investigación de diversas partes del mundo, con los que comparten su preocupación por el desarrollo de la motricidad fina que se observa al escribir a mano. Destacan la importancia de la escritura tradicional para el desarrollo de las capacidades potenciales del cerebro, sin permitir que la llegada de los teclados y las nuevas tecnologías sustituyan esta forma de aprendizaje.

En el transcurso de 2018 y 2020, la Oficina de Propiedad Industrial e Intelectual de la ULPGC que gestiona la Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico de la ULPGC, registra 18 solicitudes de patentes internacionales, lo que supone un salto cualitativo para la institución académica en los últimos años. Las patentes internacionales son de suma importancia para los rankings que miden la innovación en Universidades como SCImago y Reuters.

Desde su creación en 2015, la Oficina de Propiedad Intelectual e Industrial de la ULPGC tramita un total de 80 solicitudes de invenciones, sumando un total de 160 desde el nacimiento de la ULPGC en 1989.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: