Las asociaciones del Tagoror, abandonadas por Tuineje

AM-CC lamenta que la alcaldesa, Esther Hernández, redacte un decreto para el desalojo de forma inmediata y precinto del edificio Tagoror, por riesgo inminente de derrumbe, sin tener los informes técnicos que avalen esa decisión, expulsando a casi 30 asociaciones, colectivos y grupos del edificio.

Las mayoría de las asociaciones, grupos y colectivos que hacían uso de la antigua residencia escolar, continúan sin tener respuestas del ayuntamiento, poniendo no sólo en riesgo su desaparición, sino que el tejido asociativo y la participación ciudadana puedan seguir creciendo en éste municipio. Un trabajo que se beneficia la comunidad en multitud de ámbitos sociales.

Los acontecimientos empieza el 25/06/2020, cuando La Directora Insular de Educación visita el edificio para valorar la situación, solicitando al ayuntamiento de Tuineje que proceda al desalojo del edificio por el riesgo intrínseco que supone su concurrencia, basándose en un informe técnico del 12/03/2020 que dice textualmente “ la situación a criterio de quien suscribe este informe es de peligrosidad para las personas que se reúnan de forma habitual en la misma por la falta de control de quien entra o sale, el estado de las medidas contra incendios, de las instalaciones eléctricas y de las condiciones de insalubridad en baños y zonas comunes”.

Desde AM-CC solicitamos al gobierno de Canarias que es el propietario del edificio, que informara si éste presentaba algún problema estructural, que según la ley, es la única manera de desalojar un edificio de manera inminente, sea público o privado. Siendo la respuesta que la antigua residencia escolar(tagoror), no presenta ningún problema en su estructura.

La Alcaldesa Esther Hernández, decreta el desalojo del edificio sin tener ningún informe técnico del gobierno de canarias ni del propio ayuntamiento que avale la decisión, simplemente, se basa en un supuesto informe técnico que hasta día de hoy nadie ha visto, pero que tampoco dice nada(según la solicitud de la directora de educación) sobre riesgo de derrumbe y que en ningún caso era necesario el desalojo inminente.

Sorprende que poco después, la alcaldesa solicita al gobierno de Canarias, parte de ese edificio para construir una escuela infantil en un inmueble que supuestamente está en ruinas, como poco suena sospechoso, ya que no tiene ningún sentido solicitar un edificio para tener que demolerlo y construir uno nuevo.

No se entiende, una Alcaldesa que venía a defender los intereses de éste municipio hasta las últimas consecuencias, es capaz de desalojar a más de 30 asociaciones simplemente porque se lo piden desde el Gobierno de Canarias, sin una base técnica que avale esa decisión, para ahora tener un edificio vacío y las asociaciones en la calle. Entendemos que lo valiente hubiera sido defender los intereses de las asociaciones, corregir las deficiencias (limpieza, extintores, etc) y permitir que permanecieran en el edificio hasta que se pudieran ubicar en otro lugar de una manera ordenada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: